Imagen Médica

Artículos

La gestación de un gigante

La gestación de un gigante
A causa de los engaños de la Secretaría de Salud


5 de Abril de 2002

 

No les creían. Los asesores del secretario de Salud le decían que eran pocos, muy pocos los inconformes, y que en número, tal vez alcanzarían unos 30.

Pero víctima de su propia gente, pronto el secretario vio que el 7 de febrero no más de 100 manifestantes lo evidenciaron con el cierre de la avenida Reforma y, que la noticia se difundió a pesar del control que sobre los medios dice ejercer su director de Comunicación Social, Gustavo Lomelín Cornejo.

Ese día, la manifestación se disolvió cuando la Secretaría utilizó "la burda técnica del engaño", y se inició, así la gestación de un gigante. Ese día, los inconformes sentenciaron: "la lucha apenas empieza", e invitaron a una nueva movilización para el 21 de febrero siguiente.

Y nulo el diálogo ante el autoritarismo y soberbia de la Secretaría, volvieron a cumplir con su advertencia.

En efecto, como estaba pronosticado, el jueves 21 la marcha de protesta contra el secretario partió de Lieja 7, frente a la Secretaría, pero esta vez, sumaron más de mil los que tomaron las calles.

Y es que el líder del Sindicato Independiente de Trabajadores de Salud del Hospital General de México (SITS), se hizo acompañar de trabajadores del Hospital Juárez del Centro, de los Servicios de Salud del Gobierno del Distrito Federal y de La Fuerza Revolucionaria Francisco Villa, entre otros.

Con gritos, mantas y altavoces tomaron Constituyentes, con el consecuente caos vial. El objetivo era llegar a Los Pinos, para ser escuchados en sus demandas. A coro gritaban "la corrupción esta en casa, Julio Frenk"; "fuera Higuera Ramírez"; "Fox: la salud no se vende".

Pero no lo lograron, pues un fuerte dispositivo de seguridad conformado principalmente por granaderos de la Secretaría de Protección y Vialidad, los esperaba con la calle bloqueada justo al cruce con la calle Alumnos.

Sin golpes ni agresiones físicas, sólo verbales, los manifestantes pararon su marcha y esperaron una solución, esta vez, por parte de la Presidencia. Media hora después, una comisión representada por el líder sindical Antonio Sánchez Arriaga y el doctor Asunción Pérez, fueron llamados por Enrique Andrade, de Atención de Quejas a la Ciudadanía, de la Presidencia.

Ahí hablaron del pliego petitorio, entre otros; la destitución de Higuera Ramírez y del director del Hospital Juárez del Centro Elías Rascala Baca, "por corruptos". Exigieron, además, que en la designación de los nuevos directores "participen los trabajadores". Enarbolaron también la bandera de "no más represión contra los trabajadores y acabar con la corrupción en los hospitales."

Pero antes de retirarse, los manifestantes hicieron una nueva advertencia: "de no haber diálogo y respuesta a las demandas, realizaremos una nueva marcha el 13 de marzo" y se retiraron.

Llegó el 13 de marzo y no hubo la marcha anunciada, tampoco respuesta a sus peticiones. Por eso es que las agrupaciones buscaron el respaldo de otros grupos inconformes y al grito de "¡Zapata vive, vive; la lucha sigue y sigue!", y a lo largo de varias reuniones, tomaron el acuerdo de realizar el 10 de abril una movilización masiva partiendo del Ángel de la Independencia a Los Pinos.

Las agrupaciones que participarán en la marcha son: UNOP II, UCLAT, ORG. NAL, ATM- INAH, SNERTE, MPI, POS, MVI-FORD y SITS, entre otras. Las posturas son más radicales:

"A 83 años de la muerte de nuestro General Emiliano Zapata, el pueblo sigue sumido en la miseria provocada por la traición de quienes gobernaron antes y continúan gobernando hoy con Vicente Fox… Para denunciar la política privatizadora de este gobierno patronal y entreguista y exigir solución a las diferentes demandas y propuestas de todos los sectores del pueblo."

Y los reclamos también han aumentado: "Rescate a los hospitales públicos Juárez y General de México; No a la privatización del patrimonio del pueblo mexicano: Salud, electricidad, petróleo universidad pública y vivienda popular; Respeto a los acuerdos de San Andrés Larráinzar; Participación justa y digna de tierras y vivienda; No a la expropiación de los ejidos de San Salvador Atenco; Por la cancelación de órdenes de aprehensión en contra de luchadores sociales del campo y de la ciudad y Por la libertad de presos políticos", entre otras.

De acuerdo con información proporcionada a Imagen Médica, la marcha será conjunta, todos apoyarán
las peticiones de todos, pero ninguna agrupación se asumirá como cabeza. Y se denominará al movimiento
"10 de abril".

Siguenos en:

Imagen Médica. Todos los derechos reservados.