Imagen Médica

La cruzada nacional por la calidad de los servicios de salud

Pasarela
La cruzada nacional por la calidad de los servicios de salud

Valentín Cardona
22-Enero-2001

 

 

"Una cruzada es una campaña a favor de un fin específico; una serie de esfuerzos encaminados a lograr un objetivo común, a alcanzar un fin elevado".

Dice así, el folleto repartido en la fiesta organizada por la Secretaría de Salud, para dar el banderazo de salida a la cruzada, en donde una vez más, quedó de manifiesto la importancia de contar con mayores recursos para el sector salud.

Fue necesario el desplazamiento de los secretarios de Salud de todos los estados del país, a cuyo nombre habló Bertha Cristina Castellanos Muñoz, el banco de las sillas y de la gran lona que se prepararon para el evento, contrastaron con su gris discurso. Acudieron también los delegados del IMSS y del ISSSTE a nivel nacional y sus respectivos directores, representantes de los trabajadores de la salud, líderes sindicales, organizaciones no gubernamentales, representantes de la iniciativa privada

No faltaron las quejas de los asistentes a la pasarela política, que pretendían introducirse a la Secretaría de Salud, tomada desde temprano por el Estado Mayor Presidencial.

Los hombres de pelo corto habían tomado todo a una cuadra a la redonda del edificio situado en la calle de Lieja 7. A todos revisaron con escrúpulo.

Todos querían saludar al presidente Fox, todos querían salir con él en la foto, dio resultado la frase propagandística impresa al frente del folleto repartido a los asistentes: "Sonría, sonreír es saludable y contagioso", dice.

No más de 45 minutos tardaron los discursos, con los que Fox, dejaría instaurado el Comité Nacional por la Calidad, integrado por una larga lista de organizaciones.

Fue necesario gastar cientos de miles de pesos, para dar a conocer 70 "líneas de acción" enmarcadas en un "decálogo" que marca las acciones de los primeros 100 días de gobierno de Vicente Fox.

Atropellado en su discurso, Santiago Levy, dijo al presidente que en el IMSS, "ya tenemos un trecho andado", y que por más de dos años, el IMSS había emprendido una cruzada por la calidad, agradeció al sindicato Nacional de los Trabajadores del IMSS su participación y dijo que esos avances, no hubieran sido posibles sin su participación, aseguró al presidente estar "en la mejor disposición de arrancar la cruzada".

Benjamín González Roaro, director general del ISSSTE, se comprometió a que el ISSSTE, "aún en medio de sus dificultades financieras", quiere, puede y tendrá una "participación protagónica de primer nivel" en la cruzada. Prometió al presidente "trabajar muy fuerte para atender a la población más pobre y necesitada", y le expresó "su reconocimiento" a José Luis Acosta Herrera, líder del Sindicato Nacional de trabajadores del ISSSTE.

El general de brigada Rafael Santana Mondragón, subdirector general de Sanidad de la Secretaría de la Defensa Nacional y con la rigidez que distingue a los militares, apoyó la cruzada emprendida por "su mando supremo", el señor presidente de la República.

La representante del sector privado Melba Priano de Arreola, se sintió "muy emocionada de ser testigo" del lanzamiento de la cruzada para la calidad de los servicios de salud, y de ser "actriz" de su implementación, la presidenta de la Asociación Mexicana de Escuelas y Facultades de Medicina dijo que "ya tengo que platicar a mis nietos que estuve hoy aquí".

Así, distinguido el evento por mensajes carentes de propuestas, repletos de elogios y adulaciones, pero con "mucho ánimo", Fox se aventuró a decir: "La verdad, es que casi ni quisiera leer, porque después de escuchar lo que hemos escuchado hoy, hay material suficiente para la reflexión, hay mensajes que nos inspiran a la acción con mucha claridad, ojalá y esta cruzada nacional, sea escuchada en todo el país".

Siguenos en:

Imagen Médica. Todos los derechos reservados.