Cine

Cuatro Lunas

Género: Drama.Cuatro_lunas-573176283-large

Director: Sergio Tovar Velarde.

Reparto: Alonso Echánove, César Ramos,
Antonio Velázquez, Alejandro Belmonte,
Alejandro De la Madrid, Gustavo Egelhaaf,
Mónica Dionne.

País y año: México, 2014

Duración: 110 minutos.

Clasificación: C

Opinión: Magnánima – Buena – Entretenida – 
No estuvo tan mal – No tuve opción

Dorothy Parker dijo alguna vez que la heterosexualidad no es normal, solo es común. No les platicaré, como solía hacer, la sinopsis, sino que armaré un punto de vista e intentaré hablar un poco de la historia del filme.

¿Es buenísima? No, pero está bien lograda. El guion es muy digerible (también a cargo del director Sergio Tovar). No es una película lineal, pues se presentan cuatro historias paralelas; en tres de ellas el común denominador son los prejuicios entorno a la homosexualidad y en la otra es una crisis de pareja que amenaza con terminar los 10 años de matrimonio que llevan juntos.

El póster de la película me parece un gran ejercicio semiótico. Ahora mismo les digo el porqué: hay cuatro calzoncillos que representan cada historia y, sobre todo, las edades de los personajes de cada una. El calzoncillo más pequeño (de abajo hacia arriba) representa la historia de un niño de 11 años que comienza a descubrir su sexualidad y que, al mismo tiempo, la reprime a causa de los prejuicios de dos grandes instituciones: la religión y la familia. El calzoncillo que le sucede al más pequeño representa la historia de dos provincianos que, al separarse por motivos migratorios familiares en la infancia, se reencuentran en la Ciudad de México, se atraen y comienzan un romance que después se complica por prejuicios propios y familiares de un involucrado. El calzoncillo que le sucede a este representa la historia de un matrimonio que lleva 10 años y se topa con una crisis que ¡SPOILER ALERT! se agudiza cuando una infidelidad puede terminar con la pareja. El calzoncillo más grande (de hasta arriba) representa la historia de un poeta (padre de familia y abuelo) que, tras varias penurias económicas y obsesionado con un muchacho sexoservidor, logra reunir el dinero suficiente para pagar por sexo.

¿La recomiendo? Sí. Es un filme que funciona para educar, en la medida de lo posible, a nuestra gente; es un filme que retrata amor y realidad que desconocerá por siempre, géneros y orientaciones.

Lo que jamás pasó desapercibido:

  • El cliché del poeta pobre falto de reconocimiento.
  • El soundtrack es fantástico.
  • Las cuatro historias son verosímiles.
  • Monica Dionne: fantástica.
Entrada anterior

No suelo enamorarme con facilidad

Siguiente entrada

Chile: advierten que el volcán Calbuco sigue inestable

Bibiana Faulkner

Bibiana Faulkner

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *