Cine

Vicky Cristina Barcelona

Por Karen Cervantes

Twitter: @karencitoww

 

 

 

Género: Drama/Romance

 

Director: Woody Allen

 

Reparto: Javier Bardem, Penélope Cruz, Rebecca Hall, Scarlett Johansson.

 

País y año: España y EUA, 2008.

 

Duración: 96 minutos.

 

Clasificación: B-15

 

Opinión: Magnánima – Buena – Entretenida – No estuvo tan mal – No tuve opción

 

 

 

Vicky (Rebecca Hall) y Cristina (Scarlett Johansson) son dos mujeres jóvenes norteamericanas que emprenden un viaje de verano a Barcelona. En este viaje conocerán a Juan Antonio (Javier Bardem), un pintor encantador que ha tenido una historia de amor tormentosa junto a su exesposa, María Elena (Penélope Cruz). Vicky está a punto de casarse mientras que Cristina vive una época de crisis en su vida, pues no sabe lo que quiere, pero sabe perfectamente lo que no quiere.

De esta manera, Juan Antonio las invita a pasar un fin de semana con él y ese viaje cambiará radicalmente la vida de ambas jóvenes.

 

Woody Allen sin duda es un maestro del cine, de hecho no dudo –y yo propongo– que en unos años se haga oficial el género cinematográfico: Woody Allen.

El maestro siempre nos presenta historias irreverentes con paisajes maravillosos, tríos amorosos con personajes que se quedarán en la historia, y en este caso, Vicky Cristina Barcelona no se queda atrás.


Desde mi perspectiva, los personajes de Vicky y Cristina representan dos partes en la vida de una mujer: primero Vicky, la parte racional, responsable y tradicional, pues a pesar de no sentirse muy segura de casarse y vivir la aventura del momento, tiene que seguir con el plan pues es lo que dicta la sociedad aunque de por medio vaya su felicidad.

Por otra parte: Cristina, la aventurera, la que se arriesga y vive el hoy y el momento, busca experiencias nuevas y dice que sí a lo que la vida le ofrece.

Digamos que quedan muy bien representados el “ello” y el “súper yo”.


Al final, bien diría Santiago Cruz: “La vida sola se equilibra.”


Los personajes de Javier Bardem y Penélope Cruz, personajes que se aman, pero simplemente no pueden coexistir juntos y necesitan de un elemento externo que logre estabilizar su relación.


Existe una confrontación cultural notable entre los personajes: norteamericanas vs. europeos; notamos claramente las diferencias en estilo de vida y costumbres.


No podemos negar que en algunos momentos la historia se vuelve un poco predecible. Y está lejos de ser la mejor obra de Allen, pero al final resulta una comedia romántica aceptable llena de conflictos internos. De estamanera también notamos cómo el director se desprende de su querido Nueva York para mostrarnos su concepción de otras culturas.

 

Lo que jamás pasó desapercibido:

     – Scarlett Johansson y sus representaciones de mujer fatal.

     – La disyuntiva entre culpa y placer de Vicky.

     – Trío conflictivo/amoroso Bardem/Johansson/Cruz.

     – Penélope Cruz es una mujer de carácter.

Entrada anterior

Fui gris

Siguiente entrada

Un número: 57

Imagen Medica

Imagen Medica

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *