Cine

Cuestión de Tiempo (About Time)

Por Karen Cervantes

Twitter: @karencitoww

 

Género: Comedia/Drama

 

Director: Richard Curtis

 

Reparto: Rachel McAdams, Bill Nighy, Domhnall Gleeson.

 

País y año: Reino Unido, 2013.

 

Duración: 123 minutos.

Clasificación: B

 

Opinión: Magnánima – Buena – Entretenida – No estuvo tan mal – No tuve opción

 

En su cumpleaños 21, Tim (Domhnall Gleeson) recibe la maravillosa noticia que todos los hombres de su familia son capaces de viajar en el tiempo; para ser exactos: puede regresar al pasado y modificar sus acciones. Con el tiempo y con los consejos de su padre (Bill Nighy) va aprendiendo cuáles son los momentos que no debe de cambiar bajo ninguna circunstancia. Gracias a su inigualable don conoce a Mary (Rachel McAdams), una dulce y encantadora joven con quien mantendrá una relación sentimental. Conforme pasa la vida, Tim se dará cuenta del verdadero reto que tiene un viajero en el tiempo.

El director Richard Curtis nos tiene acostumbrados a realizar historias de amor que, aunque cursis, tienen un gran mensaje y temática; “About Time” no es la excepción.

Sé que habrá muchos hombres bastante escépticos que desde la lectura de la sinopsis descartarán la película hombre capaz de viajar en el tiempo que está en busca del amor y se enamora de una encantadora chica, pero créanme, a pesar de estar catalogada en el género comedia romántica, será una historia que valdrá la pena. Es un filme que sale del cliché de las comedias románticas (aunque no del todo) pues muestra a la familia como un punto importante dentro de la trama, tal vez hasta un poco más importante que el romance per se.

El reto más importante de Curtis en la realización de la historia era el argumento principal: los viajes en el tiempo, pues a pesar de que nos guste la ciencia ficción y nos guste pensar en “si pudiera regresar el tiempo”, es muy complicado que como espectador le compres a los guionistas las situaciones inverosímiles que puedan llegar a presentar. En el caso de “Cuestión de Tiempo”, los viajes se muestran como mero pretexto para mostrar las facetas más humanas y hermosas de una persona.

El gran logro de este filme es que genera una gran empatía con las personas y que de una u otra manera te llegarán al corazón porque sin duda te identificarás con algo de lo que sucede.

El guion tiene algunos detallitos, pero fuera de eso es muy bueno y divertido con tintes agridulces e inesperados que resultan agradables en demasía. Entonces, a lo anterior le sumamos las grandes actuaciones y un mensaje que te llevará a meditar sobre el modo en el que vives cada uno de los instantes de la vida.

“La verdad es que ya nunca viajo al pasado, ni siquiera por un día.

Solo intento vivir cada día como si hubiera vuelto deliberadamente a este día

para disfrutarlo como si fuera el último día de mi extraordinaria y ordinaria vida”.

Tim.

 

Lo que jamás pasó desapercibido:

     – Aunque al principio Tim nos parecía un tetazo, al final lo amamos y lo vemos como el hombre ideal.

     – Bill Nighy se ha convertido en la “musa” de Curtis.

     – Rachel McAdams es un verdadero encanto.

     – Muchos de los actores nos parecen conocidos pero no sabemos bien de dónde: son de Harry Potter.

Entrada anterior

Habitando ruinas

Siguiente entrada

Usted

Imagen Medica

Imagen Medica

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *