Opinión

Epidemiología de la pobreza y marginación, un predictor de falla estatal

Donovan Casas Patiño*
Alejandra Rodríguez Torres*

Universidad Autónoma del Estado de México-Centro Universitario Amecameca*

Corroídos están los días,
con lamentos se inundó la ciudad,
ahorcada amaneció la esperanza,
gritos por doquier revelan injusticia,
corroídas están las nubes,
obscuridad nubla por completo el horizonte,
muerta esta la agonía,
donde quedó sepultado el fantasma del olvido,
corroído termino el tiempo. 

Cinismo y Lamentos.

 

Mencionar que en México se amplifica la epidemiología de la pobreza y marginación es tratar de vislumbrar una realidad de nuestro colectivo y no mirar la realidad operante del discurso dogmático del estado. Es bien sabido que los indicadores en salud son parte del poder hegemónico en salud, los cuales muchas de la veces nunca confrontan la realidad en salud de los colectivos desde una mirada global. Cabe mencionar que estos indicadores son además de herramientas metodológicas de la salud, teoría y pragmática; todo indicador está vinculado a un concepto o valor teórico el cual le da un origen, y hegemónicamente asume un significado “válido” y “no válido”, y siempre se opta con ellos a una mirada deductiva mas no inductiva, además este indicador es parte de una realidad mas no de la totalidad (Donati, 1994; pp 259). Así, este indicador es una herramientas de poder fáctico constituida por el estado para dar respuesta a su propia construcción de realidad; ¿qué sucede cuando los indicadores mienten?, el sentido común hace uso de esta realidad al analizar los discursos dogmáticos de la Salud Pública al proponer otro mirar a la realidad de un colectivo que está sumergido en el olvido total. No basta con políticas inconclusas de sexenios corruptos donde la foto presidencial simule actos de presencia con acciones aplazadas (Foto 1). Mirar el desconsuelo más grande de la humanidad es dar esperanzas a los que continúan en la espera de un algo que pueda cambiarles el rumbo de sus marginadas historias de vida. Más de 100 años los colectivos siguen a la espera de la esperanza política, la espera de un lugar mejor probablemente llegue cuando empiecen a desaparecer del territorio; desde el área de la salud se debe iniciar con nuevas propuestas que vislumbren un futuro más alentador, basta de continuar entre acarreos partidistas (Regeneración, 2015), desfalcos millonarios (Méndez, 2015) y herencia de puestos políticos (Jiménez, 2015; Mandujano, 2015). La salud del colectivo ha ido construyéndose sin un futuro prometedor (Foto 1), el cual terminará por extinguir la luz del interior de su existencia.

  2

Foto 1. Agencia Reforma. Tomado de Enrique Peña Nieto en Chiapas:
acarreados sin traductor Tzotzil “ni playera ni torta”.
Link: http://bit.ly/1UT6QGr

3

Foto 2. Agencia Mimorelia. Garantizar el derecho a la
salud debe ser prioridad del Estado: CNDH.
Link: http://bit.ly/1FdEMq2

Hablar de epidemiología es referirnos a la condición de una disciplina que se estructura a través de un concepto básico —riesgo— (peligro o condición potencial de probabilidad de ocurrencia de un evento en un todo: enfermedad en un colectivo) y a un concepto de relación —factor de riesgo— (atributo o característica única de un grupo poblacional para presentar mayor incidencia de enfermar) (Almeida, 2015). Esta estructura disciplinar propone que sus indicadores obtenidos a través de riesgo y factor de riesgo conformen un acercamiento en los rieles de los indicadores de salud que conforman el poder absoluto de validez para la creación de un elemento más de sometimiento médico-social. Es verdad que los epidemiólogos no tratan de manera directa con la enfermedad si en definitiva realizan aproximaciones a esta, acercamientos, barnices, de un poder en salud cooptado por el Estado. Se pretende afirmar que el enfermar de los colectivos guarda en sí misma una predicción de riesgo absoluto y relativo para la salud, esto lo podemos afirmar cuando: con el aumento de la pobreza y la marginación nos conduce al aumento en el contagio de VIH, embarazo adolescente, adicciones, violencia y homicidio, conflictos bélicos por desorganización social (narcotráfico), zoonosis como Toxocara cannis, enfermedad pulmonar obstructiva crónica por contaminación de aire, accidentes de tránsito vehicular, suicidio, cólera, criptosporidiasis, diabéticos e hipertensos sin control adecuado, sobrepeso y obesidad, anorexia, bulimia, suicidio, tuberculosis, dengue, retraso en desarrollo neurológico por contaminación de agua; todo esta gama de manifestaciones del padecer son generadas por el producto de una crisis política-económica nacional (Mapa I) donde el estado inicia su fuga programada en aras de enriquecimiento de arcas, abandonado la realidad y necesidad del otro. En definitiva, esto da pie a una situación de terapia intensiva de colectivos que por modelos epidemiológicos no observables, marginan y condicionan inequidad en colectivos nacionales. Según Ortiz (2015), la posición socioeconómica afecta la totalidad de las condiciones de vida de las personas, establece un estado de salud precario, ademas la enfermedad es más común y menor la frecuencia al acceso de atención médica y medidas preventivas, observar desde la base misma de la población, que “durante los primeros años del gobierno de Enrique Peña Nieto, entre 2012 y 2014, la población en pobreza creció en dos millones de personas al pasar de 53.3 (45.5 por ciento) a 55.3 millones (46.2 por ciento), es decir, uno de cada dos mexicanos viven en esa condición, informó el Consejo Nacional de Evaluación de la política de Desarrollo Social (Coneval)” (Enciso, 2015). Esto nos permite percibir el lanzamiento de los colectivos al abismo de la epidemiología de la pobreza y marginación: bienvenidos al margen de muerte, enfermedad y sometimiento.

4

Esta epidemiología de la pobreza representa una problemática respecto a la salud de la colectividad donde la morbilidad con la consecuente mortalidad predominará en México a través de un factor de riesgo modificable de la pobreza; en sí, seguimos en un país sin rumbo social claro e incluyente, o acaso, continuar con la mentira, miseria y dádiva es tener rumbo. Menciona el presidente Enrique Peña Nieto, en su tercer informe de Gobierno, que “México tiene una ruta trazada, con rumbo, hoy cuenta con un horizonte de desarrollo más prometedor para los mexicanos” (Reséndiz, 2015); este mensaje presidencial da fe de un México incluyente para magnates, ricos y corruptos del poder, donde los colectivos no tienen cabida. De esta manera, México sigue órdenes de políticas neoliberales del exterior, esto crea la gran sumatoria de enfermedad, padecer, desdicha y dolor que se reproducirá exponencialmente por varias aristas que influyen de manera directa en la salud de los colectivos; políticas sexenales de compromiso fáctico en favor de grandes empresarios y gente de poder que olvidan al ciudadano y colectivo, lo que origina desempleo o empleo mal pagado, outsourcing o esclavismo de siglo XXI (Muñoz, 2015), acceso tormentoso al servicio en salud, sistema educativo desquebrajado sin una propuesta educativa real que rompa paradigmas, una economía dependiente de otros países, dietas bajas en aporte nutricio y modificadas genéticamente, ciudades contaminadas y secuestradas por el crimen, alimentos extremadamente caros y de difícil acceso, esto producirá talla baja, anemia, cáncer, sarcopenia, obesidad, desnutrición, etc., esta esquizofrenia del enfermar social nos ha absorbido, y al parecer nunca tendrá salida (Foto 3).

Untitled1

Foto 3 Fuente Propia: higiene publica de un pueblo –Ciudad Nezahualcóyotl- (2015).

Para ahondar más este mar de lamentos interminables, podemos observar en la Tabla 1, que la morbilidad que azota a México es secundaria a una forma más de inequidad y mala planeación, ejecución y seguimiento en educación para la salud por parte de la Secretaría en Salud y sus instituciones fácticas que de ellas dependen, cabe mencionar que entre más inequidad económica menos accesibilidad y conciencia colectiva a la prevención, promoción de estilos de vida saludable (Ortiz, 2015), en ese sentido, ¿cuándo esta secretaria, academia o consejos del área de la salud, emitirán un pronunciamiento en contra de la inequidad en salud?, donde la pobreza y marginación juegan el rol más importante del factor de riesgo en esta epidemiología de pobreza y marginación. Asimismo, la mortalidad que presenta México es una muestra más de que esta manera de morir es originada por comportamientos colectivos de ausencia clara de estilos de vida saludable (malnutrición dieta, sueldos de miseria, nulas áreas de esparcimiento social, atmósferas contaminadas, alcoholismo, violencia manifestada por homicidios dolosos, etc.); así, este abismo colosal de colectivos secuestrados hacia el mal vivir, condiciona una forma de enfermar y morir donde los predictores matemáticos de la epidemiología reflejaran un riesgo alto y constante durante más de 100 años en un México excluido de políticas transdisciplinarias en salud.

Tabla 1. Morbilidad y Mortalidad en México 2014 (realizada por autores)

Captura de pantalla 2015-10-06 a las 11.37.54

Esta reflexión no pretende anclarse exclusivamente en el aspecto de la búsqueda de salud desde aspectos biomédicos, pero sí en definitiva confrontar otra realidad con las características que rigen el actuar de todos los actores del área de la salud, pues directa o indirectamente siguen nublados por el poder fáctico instaurado, entre la ayuda al otro de manera curativa y el olvido social completo de los que padecen las desgracias de este país, como mejorar la situación de morbilidad y mortalidad en un país, sin rumbo social, como abatir la diabetes, obesidad, hipertensión y enfermedades infecciosas sin acceso real a una dieta nutritiva y de calidad, donde con sueldos paupérrimos se pretende abatir el mal nutricio; esto y otros ejemplos son el sentido común de un área de la salud que se ha olvidado del discurso científico como herramienta política, es por esto que el área de la salud no solo deberá estar basada en políticas de tinte partidista o de sexenio, esta deberá anclarse sobre la practica social que se encaminará en bienestar del colectivo donde deberá enfrentarse de cara a todas aquellas prácticas sociales inadecuadas condicionadas por políticas de estado que influyen de manera directa e indirecta negativamente en la salud del colectivo, por lo cual es necesario definir que los determinantes sociales son parte crucial de un buen desarrollo social y humano de todo un pueblo. Si se mejoran los servicios públicos no solo en salud, sino en transporte (seguridad, prontitud, accesibilidad de rutas y horarios) se evitarán trastornos tales como estrés, depresión, accidentes de trayecto entre otros; si se mejoran la condiciones económicas de los sueldos de los trabajadores en activo y pensionados, se mejorará de manera directa la accesibilidad real a los alimentos en frecuencia, consumo, y calidad como lo dicta el artículo 4o constitucional: “acceso a una dieta nutritiva y de calidad”, evitando así estados de malnutrición (desnutrición, obesidad) reconstituyéndose como eje esencial de todo colectivo la seguridad alimentaria por consumo ideal, y no lo que sucede actualmente con los minisalarios aprobados por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, Comisión Nacional de Salarios Mínimos y la Cámara del Legislativo que en contubernio aumentarán, para este 2015, 2.81 pesos (.21 dólar) que equivale a una pieza de pan, o un huevo o diez tortillas (Migueles, 2014). Mientras, los diputados se otorgaron un aumento de aguinaldo: ahora recibirán 90 días de bono navideño, por decreto de… ¡ellos mismos!” (Lomnitz, 2014); esta condición equivale a que la economía es proporcionalmente responsable de una alimentación adecuada de un colectivo donde la clase política vive a costa del sufrimiento de un pueblo.

Si se mejoran las condiciones ambientales de las ciudades, los problemas respiratorios (Enfermedad Pulmonar Respiratoria Crónica, Asma, Rinitis Crónica, Bronquitis Química, Cáncer de Pulmón) irán desarrollando una escalada a la baja así de manera indirecta se mejorara el microambiente con repercusión global en beneficio no solo de la localidad sino del mundo, si se promueve una educación que fomente estilos de vida saludables la energía social iniciará un cambio radical de empoderamiento de la salud como opción de bienestar, y no solo consolidar programas de escuela de tiempo completo que asemejan centros de reclusión social, donde profesores mal pagados en instalaciones de mala calidad deben atender programas sociales sin rumbo. Esto condicionara alejamiento y fragmentación de los pocos lazos familiares que existen (SEP, 2015), ¿en qué tiempo convivirá la familia, si todos trabajan o estudian de manera recluida? Por otro lado, si mejoramos la seguridad pública se podrá hacer uso de los espacios y plazas públicas así como de áreas de recreación natural y conservación de especies de manera autosustentable, mencionar lo anterior es porque México vive una epidemia social llamada epidemia del homicidio que se ve reflejada por una tasa de homicidios de más 10 por mil habitantes, y no solo México es uno de los actores principales de esta acto, se suman a esta epidemia interamericana Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Venezuela, es así como esto condiciona un impacto negativo en tres dimensiones del desarrollo: en el individuo, en la cohesión social y en las instituciones democráticas (PUND, 2013). En México es más fácil morir de un acto violento que de una enfermedad, es así que no solo el acto curativo del área de la salud es acto reflejo de un comportamiento aislado o único en su especie, es un acto que está inmerso dentro de la estructura social del colectivo y que es parte dadora de respuestas claras en todos los ámbitos y aristas que afecten el proceso dialéctico en salud/enfermedad. Esta epidemiología de pobreza y marginación es el argumento claro y preciso de uneEstado que se encuentra fallido, actuando desde miradas acotadas y domesticadas en discurso y accionar por el poder hegemónico del bien capital, argumentos tales como: “México debe avanzar hacia una estructura de protección social en la que se vea a la salud como un derecho fundamental, separado de otras prestaciones, como pensiones, jubilaciones y seguros de desempleo… El ejercicio del derecho a la salud se cumple, pero no de la forma más eficiente; será mejor con una revolución gerencial” (Cruz, 2012), “con 6 mil pesos (461 dólares americanos al mes) y algunos esfuerzos ya pueden pagar casa, auto y escuelas particulares para sus hijos, afirmó el secretario de Hacienda (candidato a la presidencia de México 2012-2016), Ernesto Cordero Arroyo” (Cardoso, 2011) estos diálogos conforman un ideario o identidad del político mexicano, una realidad que no está apegada al sufrimiento del colectivo, es por esto que los actores del área de la salud son parte de este sentir de nuestro colectivo, no basta con seguir en el camino de las patologías de nuestro estado, es construir un nuevo camino en busca del bienestar colectivo, donde la cascada de nieve inundara por completo el valle de lo que nosotros construyamos, que más falla estatal comprobable que le epidemiología de pobreza y marginación de un pueblo…

Bibliografía

Almeida, N. Rouquayrol, M. Introduccion a la Epidemiología. 1 ed. Español. Impreso en Buenos Aires (Argentina), Editorial Lugar Editorial S.A., 2008: pp 89-102.

Cardoso V. Por exigentes, los mexicanos no perciben la recuperación: no hay evidencia de que la violencia impacte en el crecimiento afirma el secretario de Hacienda. La Jornada Sección Economía. 22 de febrero del 2011. Link: http://www.jornada.unam.mx/2011/02/22/economia/026n1eco

Cruz Á. Hay que desterrar corrupción y deficiencias administrativas. La Jornada Sección Sociedad y Justicia. 13 de febrero del 2012. Link: http://www.jornada.unam.mx/2012/02/13/sociedad/043e1soc

Donati, P. Manual de sociología de la Salud. 1ed Español. Impreso en España (Madrid), Editorial Ediciones Díaz de Santos S.A., 1994; pp 259.

Enciso A. Uno de cada dos mexicanos es pobre: Coneval. La Jornada Sección Nacional. 23 de julio del 2015. Link: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/07/23/dos-millones-mas-de-pobres-en-primeros-dos-anos-del-sexenio-coneval-7560.html

Jiménez, H. Dos rostros jóvenes en San Lázaro. El Universal Sección Nación. 31 de agosto del 2015. Link: http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2015/08/31/dos-rostros-jovenes-en-san-lazaro

Lomnitz C. Corrupción e identidad profesional. La Jornada Sección Opinión. 24 de diciembre del 2014. Link: http://www.jornada.unam.mx/2014/12/24/opinion/019a2pol

Mandujano, I. Así se reparten las familias el poder político local en Chiapas. Chiapas Paralelo Noticias. 24 de junio del 2015. Link: http://www.chiapasparalelo.com/noticias/chiapas/2015/06/asi-se-reparten-las-familias-el-poder-politico-local-en-chiapas/

Méndez A, Gustavo C. El Gobierno de Aguirre trianguló dinero público, sostiene la PGR. La Jornada Sección Nación. 13 de febrero del 2015. Link: http://www.jornada.unam.mx/2015/02/13/politica/003n1pol

Migueles R, Pallares M. Minisalario no alcanza para un boleto del metro. El Universal Sección Opinión. 25 de diciembre del 2014. Link: http://www.eluniversal.com.mx/finanzas-cartera/2014/impreso/mini-salario-no-alcanza-para-un-boleto-del-metro-115891.html

Muñoz, P. Niños laboran en condiciones de esclavitud en las regiones carboníferas: ONG. La Jornada Sección Política. 12 de agosto del 2015. Link: http://www.jornada.unam.mx/2013/08/12/politica/015n1pol

Ortiz L, Pérez D, Tamez S. Desigualdad socioeconómica y salud en México. Rev Med Inst Mex Seguro Soc. 2015; 53 (3): 336-47.

PNUD (América Latina y el Caribe). La inseguridad ciudadana frena el desarrollo de América Latina, dice el PNUD. Informe de Desarrollo Humano regional recomienda prevención, reformas institucionales y acuerdos nacionales de largo plazo para enfrentar el delito y la violencia. Nueva York Comunicado de Prensa Sección Noticias. 12 de noviembre del 2013. Link:   http://www.latinamerica.undp.org/content/rblac/es/home/presscenter/pressreleases/2013/11/12/citizen-insecurity-thwarts-latin-america-s-development-says-undp/

Regeneración (Periódico Electrónico). Acarreo, coacción y compra de voto en la elección 2015. Link: http://regeneracion.mx/sociedad/acarreo-coaccion-y-compra-de-voto-en-la-eleccion-2015/

Reséndiz F. México tiene rumbo: EPN. El Universal Sección Política. 02 de septiembre del 2015. Link: http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2015/09/2/mexico-tiene-rumbo-epn

SEP (Secretaria de Educación Pública). Programa Escuelas de tiempo completo: una alternativa para combate al delito e inserción social. Link: http://basica.sep.gob.mx/tiempocompleto/

Entrada anterior

Jubiladas(os) en lucha (boletín octubre 2015)

Siguiente entrada

No quiero ser exitosa

Imagen Medica

Imagen Medica

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *